Crónica de un país. Con pobreza mental

1185532_10202165997292627_1415711740_nMe tome el tiempo y la molestia de escribir estas palabras, con el propósito de contarles la experiencia triste y decadente del que fui testigo. El día de ayer. Visitando un centro comercial en nuestra bella ciudad de valencia.

Esto me llevo a una reflexión muy triste. Y me condujo a una respuesta del porque en este país. Estamos como estamos. Sobre todo la clase pobre marginal esta tan jodida no existe mejor definición que esa. Y es porque acá existe un fenómeno que vas más allá de la pobreza económica y es lo que se conoce como la pobreza mental termino que define la miseria en un grado de conciencia alto en cada individuo que acepta lo inaceptable como algo normal. Y en términos generales solemos llamarlos seres conformistas.

Pero al cuento vamos:

Estando en el centro comercial de visita. Fui con mi esposa y mi sobrina al cine. Por segunda vez ya que la primera vez casualmente se había ido la luz en todo el país. lo que para mi sorpresa jamás imagine que en este ocasión se iría nuevamente la luz en plena película para mi asombro y para mi arrechera así sucedió, se nos fue la luz en la mierda de ese centro comercial del metrópolis. En plena película. Lo que supuse de inmediato que había sido otro apagón. Pero no fue así. Solo fue que en el centro comercial se fue la luz y la administración del CC no tenían una planta eléctrica para solventar la situación. Lo que por ende genero un caos interno. Si opciones de salir del centro comercial. Si tener que pasar por encima de la gente sugerí que nos quedáramos sentados en las butacas del cine hasta que se normalizara la situación. Acompañado de otras personas que cantaban en coro su repertorio de groserías por las molestias ocasionadas.

Esperamos. Hasta que alguien nos dijo que debíamos retirarnos de la sala y que los boletos tenían valides por 30 días nada mas.

Sialismos del lugar con la vaga esperanza de que la luz regresara pronto sentados unas sillas con nuestro combo en mano y atónitos lo que más me impacto de esta situación mas que se fuera la luz. Fue observar el grado de conformismo de la gente. Aceptando que se fuera la luz como algo normal. Como algo a lo que ya debemos estar acostumbrados y no nos genera molestia.

En ese tiempo de espera. A los 30 minutos aproximadamente llego la luz. Y es ahí donde quería llegar.

En el momento que llego la luz. Todo el mundo dentro del centro comercial por decir la mayoría gritaron de alegría. Y corrían desesperados en manadas hacia las colas del cine. Grito que se sostuvo por unos 15 segundos.

Yo me quede LOCO. Preguntándome porque coño la gente grita de felicidad por que haya llegado la luz? Algo que solamente tú puedes observar cuando esto pasa en un barrio. Lo que me lleva a la conclusión de que todos ahí eran gente de barrio. Porque una cosa es ser de barrio y otra cosa es llevar el barrio adentro.

Por este tipo de cosas es que en este país permitimos tener un estúpido en el gobierno. O mejor dijo tener un gobierno estúpido. Porque si la conciencia del venezolano esta tan empobrecida que podemos esperar de esa población pobre que son la mayoría en este país.

El venezolano mediocre acepta las cosas no como una opción si no como una obligación. Y todo lo que a usted le parece anormal o inaceptable. Para ellos solo es normal y aceptable.

Por eso si que me quede nada por dentro en esta mierda de sociedad que tenemos. Las cosas no cambiaran y solo para eso suceda el cambio debe iniciarse desde las raíces de la propia conciencia del venezolano

De lo contrario seguirán comiendo mierda…
Gracias por leerme

Autor: Raul Gonzalez

Via: Facebook

Un pensamiento en “Crónica de un país. Con pobreza mental

  1. me parece muy real tu post y yo tampoco estoy de acuerdo con que las personas se conformen y que griten de alegría por que llego la luz por que si es de personas de barrio pero para expresar todo lo que quisiste expresar sobre la pobreza mental del venezolano no tenias porque escribir tantas groserías en el articulo, ya que si estas hablando de personas con pobreza mental y de barrio las malas palabras no encajan con el articulo, como dicen “no puedes pedir respeto mentando madre” espero de lugar la analogía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s