Una conspiración habilitante

16/08/2009

Tranquilamente en la ciudad, ante un paisaje hermoso, La Luna y La Noche conspiran; para que muchos ojos descansen y no sueñen con la situación inclemente del día cotidiano en la calle. Ellas en sus tertulias internas, escuchan un cuchicheo:

“Yo quiero mi ley habilitante”.

Viene sonando bajito – entre muchos de los que tanto mientan – La Luna, en su serena llenura comenta: En su nombre, dicen y desdicen tantas cosas. Lo dicen precisamente los que son administradores y garantes de su supuesto bien común. ¡Que ironía¡ Son como sonidos taciturnos, pero tienen mucha fuerza.Vienen de quienes en realidad tienen el derecho de exigir el poder del pueblo, bueno … según una muy cacareada y utilizada … constituyente.

Se escucha, casi como un cliché – denme mi habilitante – “De pana la necesitamos, a ver si le cambiamos los matices al caminar diario”. “Aquí; la estamos pasando feo, la calle esta muy deteriorada “. “¿La calle?”. “ Y el barrio”. “Y la urbanización”. “Y la ciudad.” “Y el país.” “Para que las madres den a luz, a hijos nacidos decentemente”. “Para salir tranquilos sin que los malandros, nos acosen los pasos”. “Ni la policía cobre peaje”. “Para que los chamos se eduquen en una escuela digna”. “Y de múltiple pensamiento”. “Para que el amigo rojo, que es compinche del amigo verde y primo del pana blanco, puedan pasear juntos en la Plaza Bolívar; como en antaño se recuerdan … se reunían a conversar en las tardes … o puedan ir tomarse las birras en el CCCT.” “Y que ninguno de los tres, se sienta en territorio de alguien”. “Para que el empleo sea una oportunidad abierta”. “Para que los presos tenga la oportunidad de regenerar su torcedura”. “Y la justicia funcione” .“Y se hagan valer los derechos”.

El que tenga oídos que escuche – sigue el rum rum sonando –

La Noche interviene y dice: Es el progreso en paz, lo que se esta escuchando. Hay como hastío de que los dividan, en bandos de tres porciones: los chavistaslos oligarcas y los mal llamados nini, -para mí son simplemente apolíticos”-. Cada ciudadano de esta tierra, quiere disfrutar de su cupo petrolero, y que eso se trasluzca en seguridad social, en vivienda, en estudios, en crecimiento, en beneficios directos, en calidad de vida. Es que se les han volado los sesos a los gobiernos, ellos nunca han pensado en distribuirlo, en favor real de sus verdaderos dueños. Ellos, que deben gerenciar el patrimonio de todos, siempre lo han utilizado…dizque para los que están murmurando… pero se les ha derramado entre sus propias miserias e intereses y no han sabido reinvertir ese regalo.

-Se escucha de nuevo el murmullo – Quiero mi habilitante 

“Como ciudadana”. “Como venezolano”. “Con todo los deberes y derechos que eso implica”. “Los asumo, los acepto”. “Me comprometo”.

La Luna, interviene de nuevo: Para que cada uno de ellos, desde el más rico hasta el más pobre, pueda tener un futuro asentado en un presente de progreso, de igualdad, de oportunidades, de incentivos. Basado en el esfuerzo, en el trabajo y en el merito propio. Para que no sigan los poderes del el estado queriendo imponerles sus provechosas ideologías de turno, para que los respeten caramba!!! Ellos son el soberano. Son los que deben marcar la pauta. Pero la cosa esta al revés , como bien dice un tal Galiano

Se impone de nuevo el murmullo – como gota que cae sobre el techo de zinc en el barrio:

“Estamos envueltos en una novela políticamente mediatizada”. “Sí, ya casi eterna donde nos consumen en miles de capítulos”. “Y en nombre de nosotros, justifican sus errores echándose las culpas entre ellos”. “Ya nos tienen mareados”. “Y el motor del país, no los tienen atascado”. “La corrupción es bárbara”. “Sí, el rancho se esta cayendo en el cerebro de ellos.” “Y en las mansiones de otros”. “Una habilitante para habilitarlos todos”. “Para que nos pongamos las pilas”. “Para salir de abajo”.

La Noche como observadora atenta alza su voz entre tanto siseo: Este pedazo de tierra, se lucha con el esmero, con el compromiso, con el trabajo de los que pisan su suelo, todos son importantes, cada uno en su función, con sus ideas, con sus gustos, con su aporte, con respeto y sobre todo, aliados con un único objetivo. La mayor suma de felicidad para todos .

Para que el mañana sea distinto al hoy, en cuantía de beneficios para ellos. Basta de poderes otorgados en vano, a los elegidos para gobernar. De las conveniencias políticas. De no mirar al soberano de en una forma integral, honesta y plural.

Los murmuros se sienten altos, hay cierta alegría y entusiasmo en ellos:

“Exijamos nuestro derecho”. “Cumplamos con nuestro deber”. “Respetémonos como país”. “Hagámonos respetar, para que nos quiten del horizonte, esta visión borrascosa y podamos ver bonito, esa vista hermosa”. “Conjuguemos el verbo construir”.“Mosca…qué sea para todos”. “ Hagamos crecer el país, como una sola casa, para el disfrute de todos”. “Y que un amanecer luminoso, sea siempre el porvenir”.

La Luna mira a La Noche y las dos se quedan calladas, observan la grata calma de las voces que ya no hablan; el soberano ha concluido, con su exigencia ciudadana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s