Venezuela contradicción surrealista….

Tengo una sensación de intranquilidad mental que molesta mi paz psicológica como venezolana. Resulta que los huecos en las calles me causan un reflejo de inestabilidad emocional, que se transmuta en sendo esfuerzo, para pagar en vil metal el daño ocasionado a mí vehículo  “el cual circula en el mundo irreal – supuestamente creado por los medios alarmistas -.

Tengo una sensación de que me bajaron de la mula el celular, que usaba para estar informada a través de la “Terrorífica herramienta tecnológica de ultra derecha” llamada Twitter, que hoy necesito … mas que nunca … en está tremenda cola en la cual estoy metida. El palo de agua es tan hermoso, que ni veo la magnitud del mismo.

Ya sé: no debo preocuparme, las quebradas y el alcantarillado de la ciudad “están en perfecto estado” según lo que puedo escuchar por las emisoras que nos van dejando …por ahora… son 34 emisoras menos, que fueron privadas de su oficio de informar, entretener o divertir y con eso nos afectaron a todos.

Según los voceros oficiales no hay nada de esas situaciones que suelen pasar …cuando se forman grandes lagunas… en donde uno se puede quedar atrapado y vivir una situación aterradora, cual pesadilla nocturna, después una gran atiborrada culinaria.

Tengo la sensación de que no puedo protestar o argumentar de forma civilizada: por unas leyes impuestas sin consulta abierta, por una rendición de cuentas, por una exigencia de salud, por un reclamo laboral , por un acto de corrupción, por una mejora para mi comunidad o por un servicio público deficiente.

Tengo la sensación infundada de que NO estoy viviendo en un una sociedad donde las cosas se discuten y se llevan a un consenso. En la cual todos opinamos para que la razón se imponga … cosa que no es igual a que se nos imponga a trocha y mocha el criterio de los que creen que ellos son la razón.

Tengo la sensación de que ya mi país no es el país de todos. Que estoy acorralada en un lugar donde un gran dedo inmenso, me señala y otros muchos miles me golpean, donde una boca dice lo que un cerebro piensa y una repetidora gigantescamente grande, con distintos rostros, aplauden corean y ejecutan, sin la más minima disconformidad.

Tengo una sensación de pánico irreal que me hace alucinar, que en el mercado los productos no se consiguen y que cuando voy a pagar la cuenta tengo que devolver la mitad, debido a que la suma me resultó resta.

Tengo la sensación de angustia de que me estoy perdiendo en una inmensa jungla, donde no encuentro el bejuco correcto, para guindarme y salvarme de la jauría feroz, que le ha dado por alimentarse de un “NO criterio” que se ejerce en la ley del rey de la selva.

Tengo una escalofriante sensación infundada de que ya no tengo un norte, porque se me perdió el sur. Me siento tan malgastada, que ya ni me acuerdo para qué lado queda el caballo del escudo nacional y menos el motivo del cambio. Es más ni te cuento de los nombres de los ministerios que han hecho eco de “creced y multiplicaos” cual palabras del génesis. Eso sí; todos tienen en común un tal “para el poder popular” que aun no sé con qué se come.

Tengo una sensación perturbadoramente imaginaria de creer ver situaciones incoherentes como por ejemplo: la que resulta del caso de los periodistas en la cual losagredidos son agresores.

Urgente!!!! necesito encontrar al hombre nuevo, ni idea de cómo estará concebido en estos tiempos. Tendrá oídos, ojos y boca para utilizarlos a su favor, o será con una cabeza sin cerebro que donará sus pensamientos a otros. Quizás, sea el que se preocupe por todos, por el bienestar común, por la evolución en colectivo, sin epítetos separatistas o descalificativos visearles. Aquel que de verdad sea capaz, de entender, de dialogar, de crear, de compartir y de amar, con tal altruismo que no exista en él ningún rastro egolatría (Culto, adoración, amor excesivo de sí mismo) y que nos haga sentir a todos copartícipes de un sueño para Venezuela tan añorado desde siempre, por la necesidad pedida a gritos de todos ciudadanos y el cual se le ha hecho cuesta arriba a todos los gobiernos.

Tengo una terrible sensación de que se nos impone a la fuerza una sola manera de vivir, donde soy una autómata endógena de mi misma y la soberanía que me corresponde consiste en el silencio o la sumisión, para no despertar al virtual dragón de cinco cabezas, atadas a un solo cuerpo y fusionadas en una única idea, que es capaz de lanzar su fuego para obligarme a entender lo incomprensible y perturbador del concepto: “esta es una revolución pacífica pero armada”.

Dios… necesito apremiantemente una explicación coherente, que me recuerde las pautas de vida. Que me diga que pasó con aquella elección libre y soberana delreferendo aprobatorio del 02 de Noviembre del 2007 en la cual se dijo NO a un modelo de país y ahora se convierte en un SÍ, violando la constitución vigente. A pesar de que no puedo olvidar que se me enlutó desde su nacimiento, con la tragedia de Vargas pero que en definitiva se eligió un SÍ que actualmente se convierte en NO.

Lo reconozco, tengo una terrible intranquilidad mental, producida por un conjunto de hechos y actos que dicen algo que no concuerda con el verbo y que se cae a golpes con los resultados y la realidad.

Exijo por la paz mental del venezolano: un gran NO a la delincuencia, a la inseguridad, a los mensajes de odio, al caos hospitalario, a las limitaciones de la libertad de expresión, a los espacios públicos prohibidos, a las imposiciones de leyes inquisidoras, a las ideologías arbitrarias o populistas, a la falta de vivienda, a la corrupción, a la ineficiencia, a los presos o perseguidos políticos, al terrorismo de estado, a la crisis penitenciaria, a la impunidad, a la ilegalidad legal, al divisionismo, a la impunidad. Y un gran Sí para convivir como venezolanos con consciencia social, en un colectivo libre, donde cada uno sea importante en su justa medida y en su propia libertad de criterios, con sus deberes y derechos aplicados a la vida de todos, donde la unión haga la fuerza y se respete al ciudadano en su propia individualidad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s