Volvió, llego, partió en épocas Vinotinto.

A mi pobre Venezuela,
No la dejan suspirar,
Entre el cáncer de Hugo Chávez,
Y la vil desigualdad.

En la cárcel del Rodeo,
El Oriente se escapó,
Los guardias perdieron el norte,
Y el reo ni bobo lo aprovecho.

El presidente nos deja atónitos,
Primero con su alocución,
Después con su llegada,
Y las cuñas a montón.

En el  desfile del 5 de Julio,
Se confundió nuestro origen,
Vimos sobre suelo patrio
Cosas extrañas y no afines.

Un día de estos señores,
No vamos a saber ni sumar,
Porque las informaciones,
No se podrán restar.

La misa con Mario Moronta,
Se vió por televisión,
Al menos los resultados,
A algunos presos  amparó.

Y aunque Brasil propuso,
Abrirle a bien su hospital,
El presidente se marchó,
De nuevo a su Cuba actual.

No sin antes dejar al vice,
Encargado de expropiar,
Y a Giordani en las cuentitas,
Para el dinerito gastar.

Avance tecnológico,
También pudimos observar,
Y ahora con una tarjetita,
El presidente podrá firmar.

La vinotinto hizo historia,
En la Copa America 2011,
pero la  injusticia jugó,
Hasta pa quitarnos el gol.

La buena noticia ha sido,
Que el futbol si nos unió,
Fuimos un mismo país,
Apoyando una ilusión.

Esa es mi Venezuela,
La que se junta al luchar,
Ese és el bello país,
Que tiene que regresar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s